viernes, 9 de mayo de 2008

La Muerte de María Estuardo. Parte II


Terminamos la Parte I con el asesinato de Rizzio y así sigue la historia...


Los nobles que asesinaron a Rizzio retuvieron a María en palacio con la intención de constituir una junta para gobernar en el nombre de la reina. Pero ella, muy astuta, con la ayuda de algunos de sus fieles, logró engañar a todos fingiendo que se había reconciliado con su marido .
Hay que decir que Lord Darnley fue un gran conspirador contra su esposa, era vanidoso, engreído y dicen que "borrachín y bisexual".
María logró escapar al castillo de Dunbar y consiguió recuperar su poder. Contó con la ayuda de el Conde de Bothwell. Este hombre era fiero en la batalla, varonil y violento y además ya se sospechaba que la reina y él eran amantes.

De todos modos, María Estuardo lo encumbró y lo necesitaba para poder mantener su poder y luchar contra los nobles. Las diferencias que vio María en aquel entonces entre Lord Darnley y el Conde Bothwell eran abismales. Su marido la despreció en muchas ocasiones, conspiraba abiertamente contra ella, bebía y faltaba a sus deberes, mientras que el Conde Bothwell la apoyaba y "ejercía su función de amante".


Pero esta situación, no nos engañemos, no era favorable, las desavenencias entre María y su marido estaban latentes y eran reales; la separación no era una opción, ya que si esto ocurría el hijo que tenían en común se le consideraría ilegítimo y por tanto perdería sus derechos de sucesión.



Pero algo cambió de nuevo la vida de María Estuardo. El 10 de febrero de 1567 de madrugada, se oyó una gran explosión en Edimburgo, provenía de Kirk o´Field... ¿Adivináis quien vivía allí? Lord Darnley. El pobre desgraciado apareció en el jardín de su residencia, quizá, estrangulado. Aquí se pueden hacer apuestas sobre el culpable ¿María? ¿El conde de Bothwell? ¿Los nobles?

En aquel momento todos le echaron la culpa a María y a su amante. Actualmente algunos historiadores opinan que los culpables fueron los nobles, incluido Bothwell, pero que María no estaba al corriente del asesinato que se produciría.


Las consecuencias inmediatas de este asesinato fueron dos:
-Los nobles encabezados por el hermanastro de María consiguieron más poder.
-El conde Bothwell fue acusado, pero salió absuelto.

Tres meses después del asesinato de Lord Darnley se produjo un suceso famoso en la vida de María Estuardo: Supuestamente Bothwell la secuestró y la violó. Nadie lo creyó, y menos con lo que pasó después: María “le perdonó” y para salvar su honra deberían casarse, por eso el conde Bothwell se divorció de manera express de su esposa y se casó con María en una boda protestante. Tercer marido para ella y tercer fracaso; los nobles se negaban a aceptar al nuevo rey, se desencadenó la guerra, María fue derrotada, pero retenida por los vencedores y Bothwell huyó.

María era impopular en su reino, el pueblo gritaba para que la mataran y finalmente la encerraron durante un año en Loch Even. Isabel I intentó convencerla para que se divorciara pero ella se negó diciendo que estaba embarazada. Poco después abortó.
La presión era muy fuerte y María tuvo que abdicar en favor de su hijo y darle la regencia a su hermanastro mientras el niño era menor. Su hermanastro la despojó de sus bienes.

María Estuardo recogió sus fuerzas y logró reunir un ejercito pequeño y escapó su prisión. Se jugó el todo por el todo en una batalla: Langside. Su derrota fue total.


Entonces tomó la peor decisión de su vida, en vez de viajar a Francia se fue a Inglaterra buscando el apoyo de su prima. Isabel se negó a verla, decidió que era mejor que María se enfrentara a un tribunal por el asesinato de Lord Darnley, y aquí... Aquí María se perdió en un millón de intrigas confirmando su enemistad con Isabel I de Inglaterra. María seguía cautiva, aún cuando algunos querían ejecutarla.

Hasta 1584 María disfrutó de un cautiverio bastante flexible: recibía visitas, bailaba, seguía cazando...


Las traiciones contra Isabel seguían, pero hubo una esencial: la de Babington, un católico inglés que planeaba la muerte de la reina y después la instauración en el trono inglés de María Estuardo. Se encontraron unas cartas de María que probaban su implicación. Definitivamente ella no había abandonado sus ansías del trono de Inglaterra.

Ahora Isabel tenía una base sólida para acusarla de alta traición. Los demás implicados fueron ajusticiados y María fue sometida a un juicio con un tribunal elegido por Isabel. María Estuardo alegó que no podían someterla al juicio, ya que era Reina de Escocia y no podía someterse a las leyes inglesas. Cuando se dio cuenta de que eso no servía, optó por defenderse como una mártir católica que era perseguida por su religión. Fue condenada a muerte el 15 de Octubre de 1586. Aún así, Isabel se pensó durante unos meses firmar la sentencia de su prima, sabía que le ejecución de una reina podría traerle problemas. Pero en pudo más el miedo y en Febrero de 1587 María Estuardo cumplió con su destino, fue decapitada en una sala del castillo de Fotheringhay.

Su hijo hizo lo que ella no pudo, fue rey de Inglaterra y Escocia.




Para saber más:
María Estuardo: Adúltera y Mentirosa. (Artículo muy reciente sobre la reina de Escocia)

Fuentes:


National Geographic Historia, nº 51
María Estuardo. John Guy

7 comentarios:

niklaüss dijo...

Laura, muchas gracias por la felicitación en mi blog.

Muchos saludos desde la Buenos Aires!

Minerva dijo...

Laura hola! Se ve que Maria Estuardo tenía demasiado en contra como para lograr su objetivo. Con tanta intensidad que vivió a su alrededor obviamente debió desarrollar una personalidad bastante aguerrida.

Te felicito por el artículo :)

Un abrazo!

rosita dijo...

oooh, Alver debe estar llorando!!! que no! que es broma! no pasó nada de lo que dice Labla, en verdad Maria Estuardo aún vive junto a Elvis en las Vegas. (pero esto es un secreto que no debes desvelar a nadie, eh?)

Ariel dijo...

Hola Laura, de acuerdo con Minerva, era muy difícil que le salieran las cosas bien con todo un entorno impuesto para que sea lo contrario.
Sólo conocía el final y la rivalidad con Isabel, pero desconocía todos los datos que nos aportaste aquí.
Muy bueno el post.

Alver dijo...

Pues no estoy llorando, solo hay que mirarlo por el lado bueno. Es mejor que termine así a que una mujer adultera y embustera se convierta en reina. Menudo ejemplo para su país sería ese, los ingleses siempre se han distinguido por una familia real ejemplar

Nora dijo...

Seguí muy atenta la historia de María Estuardo, de quien conocía poco y nada.
Felicitaciones Laura por el blog.

supersalvajuan dijo...

Mucha espada. Mucho arroz para tan poco pollo. Y la revolución Meiji fue un artificio de marketing.