miércoles, 3 de enero de 2007

Aniversario de la toma de Grananda


Un día como ayer, pero hace 515 años, los Reyes Católicos, recogían las llaves de Granada de la mano de Boabdil el Chico.

Por tanto, ayer se celebró el 515 aniversario de la Toma de Granada por los Reyes Católicos. La celebración fue bastante tradicional, aunque muchos grupos reclaman algo más tolerante para otras culturas.

Recordemos que la toma de Granda, fue un proceso largo y costoso, que se llevó a cabo por la unión de Castilla y Aragón y por otro lado hay que tener en cuenta la inestabilidad de poder de los emires.

5 comentarios:

alver dijo...

¿En que consiste el acto de rememoración? ¿Por qué piden mas tolerancia? ¿Es porque en el acto se ofenden a los musulmanes recordando su expulsión?

Laura dijo...

Bueno Alberto, algunos colectivos sí se sienten ofendidos.
Para las respuestas a tus preguntas te dejo este enlace sobre la noticia.
Un saludo.
http://www.granadahoy.com/30562_ESN_HTML.htm

jorge said dijo...

Hola laura, que tal?, me parece bastente bueno que compartas esta nueva vision sobre la historia, la verdad me demore en devolverte el post ya que mi antigua cuenta la perdi y tuve que rehacerme el blog.. en fin.. te dejo un abrazo a la distancia y bueno podriamos intercambiar links :)

saludos

Laura dijo...

Hola Jorge, me alegro de "verte" por aquí. El único problema es que tengo la dirección vieja de tu blog, así que me gustaría que me dejaras la nueva.¿O es la misma?
Un Saludo.

cinehistoria dijo...

Estimada Laura:

Por mucho que queramos elevar nuestra conciencia colectiva a estados de ánimo inherentes a la actual cosmovisión que poseemos de la realidad, lo cierto es que uno de los factores de la toma de Granada fue, precisamente, y como tú misma has señalado, la fragmentación "taifa" que amenazaba con desestructurar Al-Andalus desde hacía mucho, prácticamente, desde el declive de la dinastía Omeya, por lo que es fácil de entender que los Reyes Católicos se hicieran con el último bastión andalusí con poco más que un tratado. Por otra parte, la España de entonces era un territorio sembrado de cruzados que, desde hacía siglos mantenían estrechos lazos con gran parte de la cristiandad occidental, lo cual imprime mayor relevancia social a tal gesta, si es que así se la puede considerar. Para acabar, baste con decir que, pese a lo que nos han querido hacer creer impositivamente, me parece poco creíble que en la sociedad española anterior a la expulsión judía no hubiera conflictividad social. Está probado que la había, sólo que se acentuaba esporádicamente. No olvidemos los asaltos a la comunidad judía de Barcelona en 1348, en el apogeo de la expansión de la peste negra en Europa (aquel fue uno de los períodos más asoladores de la pandemia). Era habitual culpar a los judíos de lo ocurrido, a los que se imputaba la transmisión de la enfermedad conforme a la rivalidad que existía entre la comunidad cristiana y la judía derivada, en parte, de la envidia que provocaba en los primeros el legítimo ascenso económico de los judíos, que, para los cristianos era, por otra parte, producto de la usura, pero cuyo predominio no podían aceptar, entre otras cosas, porque simbolizaba la superioridad religiosa del infiel. En fin, esto da mucho que hablar, pero eso es lo bueno, promover el debate.

Por cierto, Laura, he creado un grupo en Google, al que te animo a participar. Si navegas por la página principal de CineHistoria (www.cinehistoria.com), encontrarás la forma de suscribirte, es rápido y fácil, y creo que tú puedes aportar mucho.

Hasta la próxima.


Tomás (www.cinehistoria.com).